Vienen tiempos interesantes para los mercados lecheros globales

Por Olli Niskanen, investigador en Luke, Finlandia 

Tras la crisis lechera de 2015-2016, la demanda de leche en los mercados internacionales llegó a superar a la oferta, lo cual condujo a la recuperación de los precios. Este ha sido el primer periodo de crecimiento impulsado por el mercado en Europa tras la supresión de las cuotas de producción. 
La producción lechera mundial en 2016 fue de 845 millones de toneladas de ECM (Leche Corregida por Energía). Se trata del crecimiento más bajo de la producción desde 1997: tan solo un 1.1% comparado con el año anterior, 2015. El crecimiento promedio anual de la producción a largo plazo (1996-2015) ha sido del 2.4%. Este bajo porcentaje de crecimiento se está dando a gran escala debido a la difícil situación financiera durante 2015-16 en todas las principales áreas de producción lechera. Las medidas de la Unión Europea (UE) para reducir la producción de leche tampoco tuvieron mucho efecto a la hora de limitar el crecimiento, ni de retrasarlo.

Al mismo tiempo, la demanda de leche aumentó en un 1.7%, un porcentaje inferior al promedio de crecimiento a largo plazo pero superior al crecimiento de la producción de 2015 a 2016. El cambio en el equilibrio entre oferta y demanda acabó provocando una subida de precios. Durante 2017, el crecimiento en la demanda se centró en la leche entera más que en la leche en polvo desnatada. Esta última ya se ve sometida a importantes medidas de intervención por parte de la UE en forma de almacenamientos provisionales que se tendrán que vender en algún lugar.

Más fluctuaciones de precio entre los países

El precio promedio de la leche a nivel global fue de 24.4 céntimos de euro por kg de ECM en 2016. El precio más bajo registrado fue de 18.1, y el más alto de 95.5. Impulsadas principalmente por el sistema de producción y la situación política, las subidas globales en el precio de la leche repercutieron a nivel de granja a distintos ritmos en diferentes países. Nunca ha habido tanta fluctuación en los precios, lo cual es un indicador claro de cambios en los mercados. 

En 2017, los países que más se beneficiaron de las subidas fueron aquellos con exportaciones relativamente voluminosas de mantequilla. El precio promedio de la leche ha subido desde 2016 a 31.7 céntimos de euro por kg de ECM en 2017. Algunos pequeños cambios en los precios de producción también contribuyeron a un valor superior del porcentaje de grasa de leche, pero como las situaciones de los mercados cambian constantemente y la producción no puede responder de forma inmediata a los cambios, los ajustes no son significativos.

Europa se enfrenta a nuevos retos

El crecimiento impulsado por la demanda continúa lentamente en los mercados globales. La diferencia de precios entre grasa y proteína ha reducido el crecimiento general de precios en muchos países. En Europa, hemos entrado en el primer periodo de crecimiento tras la supresión de las cuotas de producción. La producción ya puede crecer con los aumentos en la demanda.
Es inevitable suponer que volverá a haber un excedente de producción cuando la situación del mercado vuelva a cambiar de nuevo. Esperemos que las granjas de Europa Central y del Este lo tengan en cuenta al planear nuevas inversiones. 

Ajustarse a la difícil situación económica


Existe una gran diferencia en los costes de producción entre diferentes zonas. Según la IFCN (Red Internacional de Comparación de Lechería), en los países de la Europa Occidental, los promedios de costes de producción lechera en 2016 fueron de 47 céntimos por kg de ECM. El coste de producción comparable fue de 40 céntimos en América del Norte y 27 céntimos en Oceanía. Los costes de producción más bajos se dan en algunos países de Sudamérica, Europa Central y del Este, Nueva Zelanda y algunas zonas de África. 

El promedio general de costes de producción de todas las granjas incluidas en el análisis fue de 34.7 céntimos de euro por kg de ECM. Del total de granjas, el 43% eran granjas rentables donde los ingresos cubrían el salario del productor y todos los costes. En el resto de las granjas, el 57% de ellas, los ingresos no cubrían el salario ni los intereses de capital. 

Los costes de producción han disminuido sustancialmente durante los últimos años. En 2013, el promedio general de costes de producción por kg de ECM fue de 43 céntimos de euro. Estos costes inferiores se deben principalmente a un descenso en los precios de la alimentación y a las fluctuaciones en los tipos de divisas, pero también hemos visto cómo las granjas se han apretado el cinturón y sopesado cuidadosamente cada posible gasto.

Economías de escala


La mano de obra es cara en la Europa del Norte comparada con el resto del mundo. Aumentar el tamaño de la granja ha sido una medida clave para aumentar la productividad de la mano de obra, es decir, leche por hora de trabajo. Las granjas de la Europa Occidental produjeron un promedio de unos 200 litros de leche por hora de trabajo. Las diferencias entre las granjas son considerables: Una granja grande con 350 vacas pudo producir más de 400 litros, mientras que una granja con un establo estabulado con 29 vacas produjo 45 litros por hora de trabajo en la granja.
A escala global, los países nórdicos no pueden competir solo con costes de producción. Aún así, una de las principales áreas donde enfocarse debería ser la reducción de costes. Aumentar el tamaño de la granja suele ser necesario para aumentar la productividad y la eficiencia de costes. Sin embargo, la creciente volatilidad hace que invertir sea hoy más arriesgado que nunca.

India


En muchos países en vías de desarrollo, existe un gran interés en desarrollar y hacer crecer el negocio lechero en el mercado doméstico. El crecimiento no se puede obtener simplemente aumentando el tamaño de la granja, ya que también hace falta una inversión considerable en infraestructura, comenzando con la recolección de la leche, las cadenas de frío y el almacenamiento. 

La producción lechera crece rápidamente, sobre todo en India. Las vacas no solo tienen un papel enorme en la nutrición humana en India, sino también en la religión y la totalidad de la cultura. Las cantidades de leche producida en India actualmente están al nivel de la totalidad de la producción europea, que es aproximadamente un 20% del total de la producción mundial. Se espera que la producción de 2015 se multiplique por dos hacia 2030. El número creciente de vacas plantea una serie de problemas. Por ejemplo, más del 80% de la población (1.3 millones de millones) no come carne de bovinos, y estos animales son mayoría en la producción lechera. Gran parte del excedente de carne se exporta, pero el problema es delicado y puede llegar a causar conflictos.

The latest news

Reproducción - Alto nivel de producción 
Lea más aquí
18.09.2018
Reproducción - Seleccionar genéticamente para lograr fertilidad en las vacas
Lea más aquí
11.09.2018
Vienen tiempos interesantes para los mercados lecheros globales
Lea más aquí
07.09.2018
Reproducción - Índice de ocupación y control climático
Lea más aquí
04.09.2018
Reproducción - Protección antideslizamiento
Lea más aquí
28.08.2018
Los Nuevos Proofleaders 
Lea más aquí
21.08.2018
Reproducción - Condiciones de iluminación óptimas
Lea más aquí
21.08.2018
NewVikings - VikingHolstein
Lea más aquí
15.08.2018
NewVikings - VikingRed
Lea más aquí
15.08.2018
NewVikings - VikingJersey
Lea más aquí
14.08.2018